diumenge, 21 de desembre de 2008

El presidente saharaui acusa a España de 'jugar' con el pueblo saharaui

El presidente de la El presidente de la República Arabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, acusó al Gobierno español de 'jugar con el derecho legítimo y sagrado del pueblo saharaui a la autodeterminación' cuando da su apoyo a la 'iniciativa marroquí'.

Según la agencia de prensa saharaui SPS, Abdelaziz hizo estas declaraciones el viernes durante su visita a las instituciones europeas en Bruselas.

'Estoy convencido de que apoyando lo que llama iniciativa marroquí, el Gobierno español se compromete a jugar con el derecho legítimo y sagrado del pueblo saharaui a la autodeterminación', afirmó el presidente saharaui citado por SPS.

Abdelaziz se refería a la IX Reunión de Alto Nivel (RAN) entre España y Marruecos, que se celebró el martes en Madrid y en la que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmó que el modelo autonómico español podría ser una 'muy buena experiencia' para Marruecos en la búsqueda de un acuerdo 'razonable' con el Frente Polisario en el conflicto del Sahara Occidental.

'Hemos seguido las declaraciones del Gobierno español y estamos muy preocupados por las nuevas posiciones políticas expresadas sobre la solución del conflicto del Sahara Occidental', dijo Abdelaziz citado por la agencia SPS.

'España, a la que le incumbe la responsabilidad de la situación en la región y el sufrimiento del pueblo saharaui desde 1975, acaba de dar un paso nuevo en su intento de tergiversación del derecho sagrado del pueblo saharaui a la autodeterminación', declaró Abdelaziz.

Por otra parte, añadió que 'tenemos la impresión de que el Gobierno español protege las violaciones de los derechos humanos en el Sahara Occidental por Marruecos'.

Y denunció la venta de armas por España a Marruecos, lo que, según él, demuestra 'la voluntad española de apoyar al Ejército marroquí en la violación de los derechos nacionales del pueblo saharaui y de oprimirlo más'.

'No estamos en contra de unas relaciones de vecindad basadas en el respeto, ni contra las relaciones privilegiadas entre España y Marruecos, pero no aceptamos y nos oponemos categóricamente a que estas relaciones se construyan en detrimento de los derechos nacionales del pueblo saharaui', subrayó el presidente saharaui.

Fuente: Terra Actualidad - EFE