dimecres, 5 de novembre de 2008

El Polisario pide presión sobre Rabat ante el posible deterioro de la situación en el Sahara

Naciones Unidas, EFE El líder del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, una mayor presión sobre Marruecos en la negociación sobre el Sahara Occidental y advirtió de que la situación en el territorio "puede descontrolarse".

Abdelaziz se reunió durante una media hora con el máximo responsable de Naciones Unidas para discutir la situación del proceso de negociación mediado por la ONU entre el Polisario y Marruecos sobre el futuro de la ex colonia española.

El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) aseguró, en declaraciones a Efe, que Naciones Unidas, incluido el Consejo de Seguridad, debe insistir a Rabat de que abandone su postura de negarse a aceptar un referéndum en el que la independencia sea una de las opciones.

"Ha llegado el momento de que la ONU le diga a Marruecos que ya basta de tanto atropello y que debe poner fin al secuestro del proceso de paz", dijo Abdelaziz.

Para Abdelaziz esa postura es una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad, que llaman a una negociación sin condiciones previas, y se suma al obstruccionismo marroquí que en el pasado impidió la celebración del referéndum acordado tras el alto el fuego de 1991.

Reiteró que el Polisario sigue dispuesto a negociar de buena fe dentro de los parámetros establecidos por la ONU, que incluyen como objetivo último la autodeterminación del pueblo saharaui.

El presidente de la RASD señaló que también le quiere transmitir al secretario general de la ONU su inquietud por "la situación sumamente grave" en el interior del territorio, en el que aseguró que se producen violaciones constantes de los derechos humanos de los saharauis. Responsabilizó a las autoridades marroquíes de estar detrás de muertes, desapariciones y encarcelamientos de saharauis por razones políticas.

"La represión es el pan nuestro de cada día del pueblo en las zonas ocupadas, y nos parece sorprendente que eso suceda ante los ojos de una misión de la ONU", apuntó.

Por ello, reclamó que se le agregue la protección de los derechos humanos al mandato de la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO), y que se invite a la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, a enviar una delegación a El Aaiún.

"Estamos ante una situación sumamente peligrosa porque puede llegar a un punto en que se descontrole", advirtió Abdelaziz, quien agregó que Ban "debe tomarse muy en serio esta situación".

"Estas violaciones de los derechos humanos son una provocación directa y grave a la estabilidad del pueblo saharaui, y es una violación de la legalidad internacional y de los objetivos de la ONU", apuntó.

El líder saharaui insistió en que si no se pone coto a las violaciones de los derechos humanos y a la "intransigencia" marroquí, se puede desembocar en "una situación incontrolable que nadie sabe dónde terminaría".

Por ello reclamó que los gobiernos de Francia y España cambien su actual postura, que el Polisario considera favorable a Rabat, y dijo esperar que "el resultado de las elecciones estadounidenses redunde en beneficio de una solución justa y duradera" al conflicto en la ex colonia española.

Fuente: http://www.eldia.es/