dimecres, 19 de març de 2008

El presidente saharaui pide a Marruecos que ''no deje pasar la ocasión'' de las próximas negociaciones para instaurar la paz
El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), Mohamed Abdelaziz, pidió el domingo en Argel al Gobierno marroquí que no deje pasar la ocasión de la 4ª ronda denegociaciones directas con el Frente Polisario para instaurar la paz y solucionar definitivamente el conflicto del Sáhara Occidental.

"Esperamos que el reino de Marruecos no dejará pasar esta ocasión de oro que le ofrece Naciones Unidas para la paz como ya ha perdido otras ocasiones en el pasado, para una solución definitiva del problema del Sáhara Occidental", indicó el Sr. Abdelaziz que estaba invitado por la cadena II de la radio nacional argelina.

Respecto a la posición del Frente Polisario en caso de que fracasen las negociaciones, el presidente de la RASD indicó que "cuando terminen las próximas negociaciones evaluaremos los resultados y definiremos la posición que vamos a adoptar".

Al tratar de las declaraciones del Enviado Personal del Secretario General de la ONU al Sáhara Occidental, Peter Van Walsum, sobre "lo alejado" de las posiciones de las dos partes en conflicto, Mohamed Abdelaziz afirmó que la posición del Frente Polisario "está en total conformidad con las disposiciones de la resolución 1754".

"Le hemos afirmado al Sr. Van Walsum que el Frente Polisario -que está por la solución pacífica- se ha comprometido a dar la palabra al pueblo saharaui", añadió, señalando que es el Gobierno marroquí el que "se opone a la democracia, a la votación y a la libertad". Sólo quiere, dijo, "imponer el hecho consumado colonial sobre el Sáhara Occidental".

Para el presidente saharaui, el Enviado Personal del Secretario General de la ONU "no debe contentarse con mencionar el alejamiento de las posiciones de las dos partes sino que debe citar las razones que residen en el hecho de que "los saharauis están por el derecho, los Derechos Humanos, la ley, la libertad de expresión, el referéndum y la solución democrática, mientras que Marruecos le niega al pueblo saharaui esos derechos".

Por otra parte, el presidente saharaui ha pedido que no se hagan "dos pesos, dos medidas" al tratar los asuntos planteados en la escena internacional.

Otras causas análogas a la del Sáhara Occidental han suscitado la adopción de "posiciones fuertes" por parte de la comunidad internacional", indicó el presidente Abdelaziz que citó, a este respecto, el ejemplo de Kosovo cuya "independencia ha sido reconocida en un tiempo récord".

Preguntado sobre el parecer de los que defienden que el asunto del Sáhara Occidental "obstaculiza le edificación del Magreb árabe", el Sr. Abdelaziz señaló que "el verdadero obstáculo que bloquea la construcción del Magreb árabe no es otro que la ideología expansionista pregonada por Marruecos desde su independencia hasta el día de hoy".

Recordando las violaciones de derechos perpetradas contra la población saharaui en los territorios ocupados por Marruecos, el presidente saharaui se preguntó por la suerte que corrieron los 500 desaparecidos civiles, secuestrados por las fuerzas marroquíes desde 1975 así como la de los 151 prisioneros de guerra saharauis que se pudren en las mazmorras marroquíes.

El Gobierno marroquí, añadió el invitado de la radio nacional argelina, "continuará pisoteando los derechos de los saharauis, juzgándoles en juicios sumarísimos, practicando contra ellos la tortura y los secuestros, y cerrando las fronteras a los observadores internacionales" antes de pedir a Naciones Unidas "que asuma su responsabilidad presionando a Marruecos para que permita a esos observadores visitar los territorios ocupados".

En cuanto a las empresas extranjeras que proceden a saquear las riquezas del Sáhara Occidental con el apoyo de las autoridades marroquíes, el presidente Abdelaziz pidió a Naciones Unidas y a la comunidad internacional que "ponga término a ese saqueo esperando una solución definitiva del conflicto, que será la que permita la autodeterminación del pueblo saharaui".

Por último, el presidente saharaui pidió que "se desmantele el muro de defensa del Sáhara Occidental y termine la política de colonización que dedica a cazar a los saharauis y a vaciar el Sáhara Occidental de su población".

Fuente: Sahara Press Service