dilluns, 4 de febrer de 2008

Human Rights Watch denuncia les violaciones marroquíes de los Derechos
La organización defensora de los Derechos Humanos Human Rights Watch denunció el jueves la situación en los territorios del Sáhara Occidental ocupados por Marruecos, evocando el uso "excesivo" y "feroz" de la fuerza y de los juicios "no equitativos" con pruebas "prefabricadas por completo".

Las autoridades marroquíes, "ayudadas por des tribunales complacientes, siguen utilizando una legislación represiva para castigar a los oponentes pacíficos, especialmente los que (...) ponen en duda la marroquidad del Sáhara Occidental", escribe Human Rights Watch en su informe anual.Los controles son "especialmente estrictos" en los territorios saharauis ocupados, que Marruecos "administra como si formaran parte de su territorio nacional", señala la organización que tiene su base en Nueva York.

"En los asuntos con una connotación política, los tribunales le niegan con frecuencia a los acusados un juicio equitativo, ignorando las peticiones de exámenes médicos presentadas por los acusados que afirman haber sido torturados, negándose a citar para que comparezcan testigos de descargo, y condenando a los acusados por la única base de confesiones aparentemente arrancadas bajo presión", indica el informe.

En el Sáhara Occidental, "la policía (marroquí) ha dispersado violentamente manifestaciones organizadas en varias ciudades" por estudiantes saharauis que reclamaban el ejercicio del derecho a la autodeterminación, señala Human Rights Watch.

"Los tribunales condenaron a continuación a algunos de esos estudiantes a penas de cárcel por haberse entregado a la violencia, una acusación prefabricada por completo", denuncia.

"La policía ha recurrido con frecuencia a la fuerza para dispersar sentadas pacíficas a favor de la autodeterminación, y a menudo ha reaccionado haciendo un uso excesivo de la fuerza", añade la organización.

Por otra parte, Human Rights Watch se lamenta de que el presidente francés Nicolas Sarkozy, cuyo país es el primer socio comercial de Rabat y su "principal fuente de ayuda pública al desarrollo y de inversiones privadas", no haya hecho ninguna declaración pública durante su visita a Marruecos en octubre pasado a propósito de los "problemas persistentes de Derechos Humanos" en el Sáhara Occidental.

Fuente: Sahara Press Service