divendres, 11 de maig de 2012

Marruecos expulsa de El Aaiún a una delegación de Derechos Humanos




No les deja salir del aeropuerto.
Marruecos ha impedido este miércoles la entrada en El Aaiún a miembros de la Federación Española de Derechos Humanos que pretendían visitar a activistas saharauis. [Especial: Las voces del Sáhara] Tras su llegada al aeropuerto en un vuelo procedente de Gran Canarias, el grupo -compuesto por José Taboada y Jesús Garay, de CEAS; Sandra Astete, de IEPALA; e Iñaki Markiegi, de Mundubat- ha sido obligado a embarcarse en otro avión de vuelta a Las Palmas.
Su objetivo era testar sobre el terreno la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental para lo que pretendían permanecer cinco días en el territorio manteniendo entrevistas con activistas como Aminetu Haidar y otros representantes de la población saharaui.

"Las continuas denuncias de abusos ejercidos por Marruecos han motivado esta iniciativa de la Federación Española de DDHH, organismo con estatuto consultivo en el ECOSOC (Consejo Económico y Social) de Naciones Unidas", explican.

No es la primera vez que misiones de este tipo son expulsadas del territorio. A Willy Meyer, europarlamentario de IU, se le impidió bajar de su avión en octubre de 2011. El bloqueo del acceso ha sido denunciado por numerosas organizaciones independientes y es una de las principales causas de la desinformación sobre lo que ocurre en el Sáhara Occidental. En esta ocasión, los representantes de la Federación de DDHH no han recibido ninguna explicación para justificar su expulsión.

A su regreso al aeropuerto de Gran Canaria, Iñaki Markiegi ha contado a los periodistas que agentes de la Policía marroquí impidieron que bajasen del avión y retuvieron sus pasaportes, informa EFE. Al mismo tiempo, varios activistas defensores de los derechos humanos que aguardaban al grupo español en el aeropuerto de El Aaiún fueron rodeados por policías marroquíes, según han relatado ellos mismos por teléfono a la delegación española por teléfono.

Esta visita frustrada tiene lugar después de que el relator de la ONU para el Sáhara haya mostrado en su informe anual su preocupación sobre la situación de los Derechos Humanos y ante de la visita de un enviado de Naciones Unidas al lugar.

Fuente: El mundo
notícia extreta de: www.saharalibre.es