dimecres, 6 de maig de 2009

"Me han robado mi vida, pero me incentiva que no haya sido en vano"

Tiene el rostro de alguien a quien le han quitado su vida. Sin embargo, no duda en afirmar que todo lo ocurrido no ha sido infructuoso, «ya que lo he hecho por la liberación de mi pueblo». Sidi Mohammend Daddach es un activista saharaui que ha estado encarcelado en prisiones marroquíes durante 25 años, 14 de ellos en el corredor de la muerte, por defender los derechos humanos en el Sáhara ocupado por Marruecos. Su valentía le ha valido numerosos reconocimientos, como el que en Extremadura le ha dado el Colegio de Abogados de Badajoz, que le será entregado el 8 de mayo. En la actualidad aún sigue recibiendo presiones y es acosado por las fuerzas de ocupación del territorio.

- ¿Qué significa para usted este premio?

- Es una prueba más del trabajo que lleva haciendo en los territorios ocupados del Sáhara la Asociación en Defensa del Derecho de Autodeterminación del Pueblo Saharaui. También es un premio por la lucha del pueblo saharaui para lograr su libertad.

- Por muchos premios que reciba, nunca le compensará todo el dolor que le han causado, ¿no?

- Son premios que estoy muy orgulloso de recibirlos. Es una alegría para mí, pero no hay que olvidar que los territorios ocupados por Marruecos del Sáhara sigue siendo una cárcel. La población civil continúa sufriendo represiones diarias, palizas, secuestros, violaciones y allanamiento de sus domicilios.

- De todo lo que ha vivido, ¿qué es lo más difícil de asimilar?

- De los años que he pasado encarcelado y condenado a muerte me han quedado secuelas muy fuertes. Hoy, aún estando en libertad, cuando voy por la calle pienso que la policía me persigue. Después de 24 años entre cuatro paredes, hasta hace poco me costaba pasear como cualquier persona. A veces por la noche me despertaba pensando que todavía estaba encerrado en la celda. Me han robado gran parte de mi vida, pero lo que me incentiva es que lo que ha ocurrido no ha sido en vano. Lo que me ayuda a olvidarme de todo es la lucha por mi pueblo y el saber que éste algún día podrá disfrutar de su libertad.

- Con todo lo que ha sucedido, ¿aún sigue confiando en la Comunidad Internacional?

- El pueblo saharaui es muy pacífico y sigue confiando tanto en la Comunidad como en el Derecho Internacional. Todas las resoluciones de Naciones Unidas están a favor de la libertad del pueblo saharaui, lo que lamentamos es que la solución del problema del Sáhara es obstaculizada por las grandes potencias mundiales, sobre todo Francia.

- ¿Cómo es la situación actual en el Sáhara Occidental?

- En los territorios ocupados la población civil está sublevada desde el 2005 en contra de Marruecos. Hay manifestaciones pacíficas, que son reprimidas de forma brutal y salvaje por el aparato militar de Marruecos. La juventud está cansada y desilusionada. Su esperanza se está reduciendo. El pueblo saharaui está cansado, lleva demasiados años esperando una solución. Todavía hoy se viola de forma salvaje los derechos humanos en el Sáhara Occidental.

- ¿Qué opina de la posición del Gobierno español?

- España se puede dividir en dos partes. Por un lado, el pueblo español, que es una sociedad muy solidaria con el pueblo saharaui y nunca se ha olvidado de que el Sáhara es una responsabilidad histórica de España. Pero lo lamentable es la postura del Gobierno español, que está subordinada a la posición del Gobierno Francés.

Fuente: http://www.hoy.es/