dijous, 12 de març de 2009

Dos organizaciones no gubernamentales condenan el saqueo de los recursos naturales y la situación de los trabajadores saharauis en el Sáhara Occidental

El Consejo de Derechos Humanos, que continúa sus trabajos en Ginebra, aprobó las declaraciones escritas de la Fondación de Danielle Mitterrand France Libertés (FDM), bajo el título "El saqueo de recursos Naturales del Sáhara Occidental "y el de la Federación Sindical Mundial (FSM), titulado" Situación de los trabajadores saharauis en los territorios ocupados del Sáhara Occidental ".

“Después de varias prospecciones en las que las empresas internacionales están involucradas, el saqueo de los recursos naturales del pueblo saharaui se extiende a muchos otros ámbitos como la pesca, las exportaciones de fosfatos, e incluso la venta de arena para la industria de la construcción de las Islas Canarias y para el desarrollo de playas de origen volcánico en Madeira.”, escribe France Libertés.

“El último traslado de arena fue el 31 de mayo de 2008 y ha sido de 2.800 toneladas para reconstruir la playa Caheta dañada por un huracán”, precisó France Libertés en su declaración.

“La cuestión de la pesca también merece ser estudiada con más detalle, ya que constituye un ejemplo de la implicación de algunas potencias extranjeras en el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental”, añadió.

“La Unión Europea ha firmado un acuerdo ilícito con Marruecos para explotar la rica pesca de las aguas territoriales del Sáhara Occidental. Las cifras muestran que se trata de un 1 200 000 toneladas de pescado capturado anualmente por los países de la UE en las costas de África y alrededor de 900 000 toneladas en la costa del Sáhara Occidental”, lamentó la FDM.

“El volumen de este contrato es superior a 1 000 millones de euros, de beneficios para los que pescan ilegalmente en las costas saharauis. A ese saqueo se añade el uso masivo de redes que ponga en peligro la preservación de las especies marinas”, afirma la Fundación en su declaración”.

France Libertés estima igualmente que los productos vitales para la agricultura, los fosfatos son de interés para la gran mayoría de los países.

La producción de las minas de Bou Craa cuya explotación se había iniciado durante la ocupación española en 1970 ha llegado actualmente a 3 millones de toneladas contribuyendo significativamente a la renta nacional en este país desde el comienzo de la ocupación.

" En su declaración, la Federación Sindical Mundial (FSM) considera, sin embargo, "que todos los saharauis que expresan su opinión política o demanden el respeto de los derechos humanos en los territorios ocupados saharauis son despedidos de su trabajo."

"Toda consideración relativa a la protección de los derechos humanos en el Sáhara Occidental debe comenzar a partir de la afirmación de que el pueblo saharaui, acorde al derecho internacional internacional, tiene el derecho legitimo a la autodeterminación, el derecho a disponerse de sí mismo y elegir libremente su destino "

Fuente: Sahara Press Service