dimarts, 10 de febrer de 2009

Ochenta futuros maestros realizarán prácticas en el Sahara gracias a la Diputación de Ciudad Real
Ochenta estudiantes que cursan tercero de Magisterio en el campus de Ciudad Real participarán este año en el programa que, a iniciativa de la Diputación en colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, permite la realización de prácticas en las escuelas de los campamentos de refugiados saharauis ubicados en la wilaya de El Aaiún, en pleno desierto argelino.
El presidente de la Diputación, Nemesio de Lara, acompañado por el vicepresidente responsable de la gestión del área Social, Ángel Caballero, ha participado a última hora de esta mañana, junto al director de la Escuela de Magisterio, Emilio Nieto, la subdirectora de Profesorado y Prácticas, Montserrat Hurtado, y el delegado del Pueblo Saharaui en Ciudad Real, Abdelahe Almed, en una reunión informativa con los futuros maestros que han decidido participar en el programa, una iniciativa que está resultando tan positiva que otras comunidades autónomas se han interesado por el proyecto. De Lara ha indicado que un año más visitan Magisterio para impulsar una actividad importante en apoyo al pueblo saharaui porque los estudiantes siguen siendo receptivos a la realización de prácticas en campos de refugiados. Considera De Lara que ochenta es un número "bastante sustancial e interesante". Ha anunciado, por otro lado, que la estancia se producirá entre el 12 y el 28 de febrero. Y ha añadido que se ha confeccionado un programa "concreto y extenso" sobre cómo van a realizar las prácticas en la wilaya de El Aaiún, donde están adscritos desde que comenzó el programa. De Lara ha señalado que la Diputación sigue financiando el 100 por cien de este "magnífico proyecto que es paradigma y que en otros lugares ya lo están imitando, porque nuestro empeño debe llevar aparejadas experiencias similares a favor de la causa de este pueblo". "La Diputación también da apoyo de fraternidad, de búsqueda de relaciones recíprocas y conciencia a la población joven en torno a una causa solidaria, no sólo en el sentido humano sino también en el plano social y político. Tenemos que conseguir más voces que reclamen que los saharauis tengan más espacio en el contexto internacional", ha afirmado. "Por mucha voluntad que hayamos puesto, el proyecto no tendría sentido sin vosotros, si no hubiera chicos y chicas dispuestos a irse al desierto hoy no estaríamos aquí sentados. Sois los principales actores y responsables de que este programa se produzca", ha dicho De Lara, quien no ha dudado en afirmar a continuación que "el grado de simpatía, amabilidad y generosidad con que vais a ser tratados no es como aquí en España. Esta gente da lo que tiene y hasta lo que no tiene, hay amabilidad por todas partes y son muy agradecidos". Ha explicado, por otra parte, que desde la Diputación se garantiza la estancia y el viaje completo. "Lo digo con sano orgullo porque lo hacemos en nombre de una institución que es la primera Administración de España que más dinero porcentual dedica a la cooperación internacional al desarrollo", ha añadido. "Lo cómodo es quedarse haciendo prácticas en vuestro pueblo o en colegios bien dotados, os doy las gracias, y también a la Escuela de Magisterio, donde siempre se nos presta ayuda incondicional", ha dicho el presidente de la Diputación, quien espera que "cuando vengáis las prácticas os hayan servido en lo profesional y a ellos en lo pedagógico". También espera De Lara que se cumpla el objetivo social y solidario. Es decir, que los futuros maestros perciban de forma más acusada las sensaciones solidarias y el espíritu de generosidad. Y en tercer lugar se ha referido al apartado político en lo que concierne a al concepto de reivindicación y a la responsabilidad de exigir al concierto político internacional que se impliquen más a la hora de conseguir que un pueblo que fue expulsado de sus territorios vuelvan cuanto antes a recuperarlos. "Y que lo hagan desde la libertad, que es lo menos que una persona demócrata puede exigir en los tiempos que corren", ha apostillado. Por su parte, el director de la Escuela de Magisterio, Emilio Nieto, ha manifestado que La Escuela Universitaria de Magisterio recibe el programa "con ilusión y con ganas de trabajar en pro de un pueblo que lo necesita, y queremos compartir con ellos no sólo en el plano educacional, sino también en el político y en el social". Nieto ha añadido que "hoy nos sentimos muy felices porque apoyamos las reivindicaciones justas de un pueblo que sufre en el desierto. Apoyamos la iniciativa y seguiremos trabajando en pro de lograr los objetivos de futuro planteados". Ha concluido su intervención dando las gracias a la Diputación de Ciudad Real "porque hacéis un gran esfuerzo para que esto se pueda lograr". Y el delegado del Pueblo Saharaui en Ciudad Real, Abdelahe Almed, ha explicado que se trata de un proyecto solidario, "importantísimo para el pueblo saharaui que se pueden llevar a cabo gracias a la Diputación de Ciudad Real", una institución que mantiene su apoyo incluso en momentos de recesión económica. "Es de agradecer el compromiso de la Diputación, que es firme y cada año se consolida con varios proyectos humanitarios y educativos", ha reiterado.