dissabte, 27 de desembre de 2008

Dos ribereños logran más de 500 kilos de ayuda para el Sahara occidental
Material escolar y sanitario, ropa, calzado y juguetes integran la mayoría del cargamento
Rubén Arrabal (izq.) y Benjamín Hernando partieron desde la Ribera hacia el Sahara occidental el mismo día de Navidad.
Más de 500 kilos de material han conseguido reunir en apenas dos meses Benjamín Hernando y Rubén Arrabal. Estos dos jóvenes ribereños han decidido celebrar la Navidad de manera diferente y emprender una particular y solidaria aventura, haciendo llegar a uno de los lugares más desfavorecidos que conocen, el Sahara occidental, toda la ayuda que hayan podido recoger.
El resultado ha sido una furgoneta llena hasta los topes. «Hasta debajo del freno de mano llevamos una caja con algunas cosas, como pelotas o plastilinas, que podamos ir entregando por el camino. No entran ni las cucarachas», explica Rubén Arrabal. Lo más numeroso es la ropa, hasta 250 kilos. Pero no va a la zaga el material escolar, cien kilos, otro tanto de calzado o más de 75 kilos de juguetes. La lista de material la completan productos sanitarios también cedidos de manera altruista. Las donaciones pecuniarias han sido más escasas «pero ya contábamos con ello y nos tocará aportar algo de dinero», reconoce Benjamín.
La expedición partió de Tubilla del Lago cuando algunos aún disfrutaban de la sobremesa del día de Navidad. Por delante, más de 7.000 kilómetros hasta alcanzar algunas de las localidades en las que han puesto sus miras, como Al Farciya y Al Mahbas. Son conscientes de que la principal dificultad será la frontera. Pueden desde hacerles pagar aranceles por el material transportado a tenerles varios días parados a la espera de inspecciones. Pero no les desanima, simplemente son conscientes de que podrá condicionarles el lugar hasta el que lleguen y el tiempo que inviertan en ello.