divendres, 14 de novembre de 2008

El artista gallego Fernando Casás une sus creaciones a la causa saharaui
Su intervención se desarrollará en una zona controlada por el ejército saharaui para reivindicar el respeto a los Derechos Humanos y de los Pueblos ARTifariti 2008, II Encuentros Internacionales del Arte en Territorios Liberados del Sahara Occidental, comienza el próximo 22 de noviembre

Fernando Casás, uno de los iniciadores del movimiento Land Art, tomará el relevo desde Galicia al escultor Caxigueiro, que desarrolló en ARTifariti 2007 sobre una talha, el árbol del desierto saharaui, la obra de carácter efímero "Camuflaxe", cuyo fin era llamar la atención sobre el derecho a existir. La propuesta de Casás, llamada "Agujero azul en Tifariti", creará un espacio de energía y reflexión, y a la vez, la presencia de una huella o punto de referencia. Su hijo, el fotógrafo Adrian Estarque, será el responsable de ejecutar la obra en territorio saharaui. Junto a él, otros artistas españoles y extranjeros preparan ya las maletas para trasladarse al Sahara Occidental y convertir en realidad ARTifariti 2008, II Encuentros Internacionales de Arte en Territorios Liberados del Sahara Occidental, organizados por la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS) y el Ministerio de Cultura de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD), con la colaboración de la asociación gallega de solidaridad con el Sáhara. En esta segunda edición, que tendrá lugar del próximo 22 de noviembre al 6 de diciembre, participarán también la Premio Nacional de Artes Plásticas Eva Lootz, Federico Guzmán y el colectivo sevillano La Naná, LaHostiaFineArts que implicará a otros artistas madrileños en su proyecto, Isidro López Aparicio, Claudia Martínez (Argentina), Rolando de la Rosa (México); los artistas saharauis Lehsen Lebsir, Mohamed Baicha, Salek, Senia, Larbi y Mohamed Salem Salek Muftah, y los autores de los proyectos seleccionados en el concurso internacional de ideas Alonso Gil, Ana Olías, Guillermo Roiz, María Ortega Estepa, Ángeles Benítez y la peruana Rosamar Corcuera. Además de las propuestas artísticas que se desarrollarán sobre el terreno, se han programado diferentes espacios de intercambio cultural, formación, reflexión y debate. Reivindicar a través del arte el respeto a los derechos humanos y de los pueblos es la razón de estos encuentros que reunieron por primera vez el año pasado a creadores de diversas nacionalidades en Tifariti, capital del Sahara Liberado, una zona de conflicto cercana al muro minado construido por Marruecos para dividir el territorio y la población saharaui. Desde ese momento, artistas que practican las técnicas creativas más diversas se sumaban colectivamente y de una manera muy activa a las muestras de solidaridad y apoyo que desde hace más de 30 años mueve en favor de la causa saharaui tanto a la población civil española como a personajes vinculados al mundo de la cultura.ARTifariti nació con la voluntad de establecerse como un encuentro anual de arte público desde donde pensar y actuar sobre la creación, el arte y la sociedad, y que sirviera como punto de referencia para los artistas interesados en la capacidad del arte de cuestionar y transformar las relaciones sociales y la realidad, en este caso, la insostenible situación que atraviesa el pueblo saharaui. Estos encuentros se plantean también generar espacios compartidos de información (archivos comunes de imágenes, relatos y textos, músicas, sonidos) que puedan ser reutilizados como materiales para la articulación de nuevas propuestas; integrando prácticas artísticas estructuradas sobre la idea del proceso y la acción, como el performance o el mail art, prácticas establecidas sobre soportes efímeros o inmateriales, espacios de participación y comunicación. El programa de talleres de esta edición correrá a cargo de creadores participantes en ARTifariti 2007, conocedores por tanto del espacio de trabajo y del espíritu de los Encuentros. Pamen Pereira, Eduardo Romaguera, Meta-síntesis, Pablo Balbontín y la arqueóloga Tereza Muñiz coordinarán las aulas interculturales de creatividad, técnicas artísticas, fotografía y arqueología en las que se han inscrito saharauis y españoles. En la organización de los encuentros colaboran varias asociaciones de solidaridad con el Sahara, ONGs, artistas y gestores culturales y entidades como la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Iniciarte, el Colegio oficial de Arquitectos de Cádiz y La Caixa. Agujero Azul en Tifariti / Fernando CasásEl proyecto que el artista gallego Fernando Casás ha planteado para desarrollar en Tifariti, propone un espacio de energía y reflexión, un agujero de absorción del Cosmos y, al mismo tiempo, la presencia de una huella o de un punto de referencia. El proceso de construcción del círculo de pigmento se fotografiará y registrará en vídeo para que quede reflejada la transformación que va sufriendo hasta el último día del encuentro. La recolección de este círculo transformado por la gente y el contacto de la tierra añade al azul una miscegenación de pueblos, costumbres, hábitos y vivencias que se guardarán como materia enriquecida de esta energía compartida.Fernando Casás es uno de los iniciadores del movimiento internacional de Arte y Naturaleza (Land Art). Desde los años sesenta desarrolla una obra holística y de difícil contextualización, de corte conceptual y que trabaja con la energía de la naturaleza, intrínseca de las relaciones entre el tiempo y el espacio. Su obra se halla en los territorios fronterizos entre el arte y otras áreas del conocimiento y enfatiza la transitoriedad, uno de los fenómenos clave de nuestros días. Antes ética que estética, desvela sus contenidos a través de la reflexión que genera en el espectador. Posee esculturas públicas en diferentes países como Brasil, España, Portugal.
Fuente: xornalgalicia.com