dilluns, 27 d’octubre de 2008

Parlamento Saharaui recuerda 'la responsabilidad moral' España en el Sahara

El Presidente del Consejo Nacional Saharaui, Mahfoud Ali Beiba, ha expresado hoy en Pamplona su confianza en el diálogo con Marruecos tras la resolución de la ONU para encontrar una solución al conflicto del Sahara Occidental, en la que España tiene una 'responsabilidad moral, ética o política pendiente'.

Ali Beiba, que hoy ha inaugurado en el Parlamento de Navarra las III Jornadas de Intercambio de Experiencia entre ambas instituciones, ha recordado en declaraciones a los periodistas que la Asamblea General de la ONU reafirmó la pasada semana el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y la negociación entre Marruecos y el Frente Polisario sobre el Sahara Occidental.

Tras precisar que este país 'tiene pendiente la aceptación del enviado personal para que se reanude el diálogo', el presidente del Parlamento Saharui ha confiado en que el diálogo se produzca 'lo más rápido posible' aunque hasta el momento 'no ha habido ninguna respuesta positiva de la parte de Marruecos'.

También ha hecho referencia al nuevo rey, en quien tenían depositadas sus 'esperanzas de un desarrollo positivo', pero no se han cumplido.Ali Beiba ha reclamado así 'una posición mucho más definida' por parte del Gobierno del Estado español por ser el Sahara 'una colonia' en la que no se llevó a cabo la descolonización 'en su momento', y por tanto 'la responsabilidad moral, ética o política esta ahí pendiente' y 'nunca es tarde para corregir el daño que se ha hecho'.

En cuanto a los refugiados, en opinión de Ali Beiba, la situación 'siempre hay que verla a través de la perspectiva política' pues 'no se trata de refugiados por una catástrofe o una guerra fratricida, sino que es un pueblo que ha sido agredido en su país porque España no pudo llevar a cabo esa descolonización y por consiguiente hay que verlo desde ese enfoque'.

Una región como el Magreb 'necesita estabilidad y esa estabilidad no se puede conseguir sin resolver el problema del Sahara y ese espacio humano, económico y político no puede enfrentar su futuro sin que se resuelva el problema, así que está en cierto modo hipotecado no sólo el pueblo saharaui sino el conjunto del Magreb', ha concluido.

Fuente: Terra Actualidad - EFE