divendres, 10 d’octubre de 2008

Aspuru viaja hasta el Sáhara ocupado

«Tuvimos que pasar como turistas porque sino no había forma de entrar». Así relató ayer Javier Aspuru, responsable de Juventud y Promoción Social en la Diputación alavesa, el viaje relámpago que la pasada semana realizó a la parte ocupada del Sáhara. Una visita de 48 horas dedicadas a contactar con representantes de la zona y a escuchar sus «historias llenas de detalles desgarradores», recordó. Estos relatos les permitieron «visualizar» los problemas del territorio para poder dar publicidad a lo que allí está sucediendo: vulneración de derechos, desapariciones sin resolver, torturas...

«La sociedad civil saharaui pide que las instituciones se impliquen en la vigilancia de los derechos humanos en la zona», constató Malen Vilches, miembro de la Asociación de Amigas y Amigos de la RASD, que acompañó al diputado durante este viaje «corto pero intenso».

Peor para los jóvenes

La entidad foral colabora ya con el territorio mediante 73.000 euros de inversión en diferentes proyectos pero existe aún «una gran pasividad por parte de las organizaciones internacionales», denunció Aspuru. El principal problema continúa siendo la falta de información sobre las consecuencias actuales de la ocupación marroquí.

La grave situación no afecta, sin embargo, a todos los saharauis por igual. Los jóvenes son quienes más sufren pues «Marruecos sabe que son un peligro para sus intereses», comentó Vilches antes de exigir una apertura del territorio pues «su visibilización es su mejor arma».

Fuente: elcorreodigital.com