dilluns, 1 de setembre de 2008

La RASD ve en la salida de Walsum una "victoria de la legalidad internacional"

El Consejo de Ministros de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) consideró hoy que la salida de Peter Van Walsum del cargo de representante especial de la ONU para el Sáhara Occidental representa "una victoria para la legalidad internacional".

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos (i), durante la reunión bilateral que mantuvo con el representante del secretario general de la ONU para el Sáhara Occidental, Peter Van Walsum, en el marco de la 62 Asamblea General de la ONU, en Nueva York (EEUU) en septiembre de 2007.

El diplomático holandés anunció el pasado jueves que su mandato no había sido renovado, lo que fue confirmado por la portavoz de Naciones Unidas, Marie Okabe, que indicó que próximamente se nombrará a un sustituto para el puesto.

El Consejo de Ministros de la RASD, presidido por Mohamed Abdelaziz, reafirmó en un comunicado que "está dispuesto a cooperar con la ONU para llegar a una solución justa y duradera que garantice el derecho de autodeterminación y la independencia del pueblo saharaui".

Asimismo, instó a la comunidad internacional y especialmente a Naciones Unidas a "hacer que Marruecos se atenga a la legalidad internacional y permita a los saharauis disfrutar libremente de su derecho inalienable a la libertad y la independencia".

El Gobierno de la RASD saludó "la resistencia de las tribus de Ait Baamran y la población de Sidi Ifni, sometidos desde hace más de dos meses a una represión salvaje por parte de las fuerzas marroquíes" y demandó la "liberación inmediata de los presos políticos".

El comunicado indica que el Consejo de Ministros "rindió un homenaje a los héroes de la Intifada (levantamiento) por la independencia, que mantienen la resistencia pacífica tanto en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, como en el sur de Marruecos y en las universidades" del reino alauí.

El pasado abril Van Walsum consideró que la opción de la independencia del Sáhara Occidental no era "realista", lo que provocó la inmediata reacción del Frente Polisario que calificó esa declaración de "puñalada por la espalda" al proceso de paz.

Fuente: http://www.soitu.es/