divendres, 22 d’agost de 2008

El presidente saharaui invita al Gobierno marroquí à ''trabajar conjuntamente para arreglar los problemas''
El presidente saharaui, Mohamed Abdelaziz, invitó el miércoles en Tlemcen "al Gobierno marroquí a trabajar juntos para arreglar los problemas?. En un discurso pronunciado durante la ceremonia de culminación de las caravanas político-culturales de apoyo al pueblo saharaui, Mohamed Abdelaziz pidió a los responsables marroquíes que "trabaje cogidos de la mano con el conjunto de países hermanos del Magreb árabe, para edificar el porvenir tan esperado por nuestros pueblos en el marco del respeto mutuo y a dedicar nuestras energías al servicio del desarrollo y de la estabilidad". Dirigiéndose al pueblo marroquí, el presidente de la RASD le pidió que "se coloquen junto al pueblo saharaui en su lucha por su autodeterminación".
"Saludamos en él, continuó, las voces que apoyan la legalidad, que denuncian la salvaje represión contra los civiles saharauis aislados y piden que se respeten las libertades fundamentales, empezando por el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación". Tras haber reiterado su felicitación al Comité Nacional Argelino de Apoyo al Pueblo Saharaui con motivo de este final que "coincide con la gloriosa jornada del 20 de agosto 1955/1956", Mohamed Abdelaziz indicó que esta ocasión constituye "una prolongación de esta lucha por el derecho de los pueblos a disponer de su destino".
"Nos sentimos muy felices de participar junto a nuestros hermanos argelinos en las ceremonias conmemorativas de esta jornada memorable", continuó. Estas caravanas de solidaridad, señaló, han concretado durante más de un mes "los profundos lazos de fraternidad y de amistad que unen a los pueblos argelino y saharaui", y "han renovado el apoyo y la solidaridad del pueblo argelino y de sus dirigentes hacia la causa saharaui".
El presidente de la RASD señaló a continuación que la postura argelina ante la causa saharaui es "un posición de principio histórica e inmutable?, no sólo para con "nuestro pueblo", sino también hacia "los pueblos oprimidos de todas las regiones del mundo".
Esta posición, recordó el presidente saharaui, concreta el respeto "del juramento dado por los gloriosos chuhada (mártires)", "de las obligaciones unidas a la legitimidad internacional" y "a la carta y las decisiones de la ONU encaminadas a la liquidación del colonialismo y respaldo del derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación".
Tras haber recordado las diferentes etapas encaminadas a arreglar este asunto, Mohamed Abdelaziz concluyó precisando "que nada puede sustituir la celebración de un referéndum por la autodeterminación del pueblo saharaui".
Por su parte, Pierre Galland, presidente de la Coordinadora Internacional de Apoyo al Pueblo Saharaui, señaló en su intervención que "la solidaridad es la ternura de los pueblos que éstos guardan en su memoria para transmitirla a los que aún están en lucha para recobrar su libertad". "El eslabón más fuerte de esta solidaridad internacional, insistió en asegurar, está representado por el pueblo argelino".
Cuando le tocó el turno al presidente del Comité Nacional Argelino de Apoyo al Pueblo Saharaui, Mahrez Lamari, junto a expresar "su profundo apoyo a ese pueblo en la lucha por su independencia", presentó a los asistentes, entre los que había responsables de la RASD, miembros saharauis de las caravanas, autoridades locales y representantes de la sociedad civil, las grandes líneas del programa de actos del comité. Antes de esta ceremonia, el presidente de la RASD, acompañado de las autoridades locales, procedió a inaugurar, en el lugar histórico del Mechuar, varias exposiciones bajo distintas "jaimas" que ponen acento sobre la lucha del pueblo saharaui por recobrar su libertad, además de los trabajos artesanales realizados por los creadores saharauis.
Distintas actuaciones de danza folklórica, de cantos patrióticos y de otro tipo, tuvieron lugar a continuación. Al comenzar la mañana, Mohamed Abdelaziz había participado, junto a las autoridades locales, en las ceremonias conmemorativas de la jornada del 20 de agosto de 1955/1956, durante la cual se depositaron varios ramos de flores en el cementerio de los chuhada de Hennaya (a 11 km de Tlemcen), antes de mantener un minuto de silencio en memoria de esos gloriosos mártires.
Fuente: Sahara Press Service