dimecres, 6 d’agost de 2008

El 29 aniversario del acuerdo de paz firmado entre Mauritania y el Sahara Occidental, 05 de agosto 1979
De izquierda a derecha algunos de los historicos dirigentes saharauis: Mahfud Alibeiba, Gali Mustafa, Mohamed Abdelaziz, Mohamed Lamin Ahmed y Mohamed Lamin Buhali
GACETA.ES. Juan Meer
Para ello tuvo que canjear a los prisioneros y materiales de guerra tomados en los enfrentamientos.
Tres años después del oprobioso acuerdo firmado en el Madrid tardofranquista, Mauritania tiró la toalla y renuncio a la parte Sur del antiguo Sahara Occidental español que le habían adjudicado para aparentar una solución salomónica y no demasiado vejatoria para la antigua metrópoli. Los saharauis habían castigado sin pausa al débil y poco motivado ejército mauritano.
El 5 de agosto de 1979 Mauritania renunciaba a favor de la República Árabe Saharaui a todas sus pretensiones territoriales sobre el territorio de Río de Oro, firmaba un acuerdo de paz y accedía a canjear prisioneros y el material de guerra tomado en los enfrentamientos. Se comprometía a no volver a involucrar a potencias extranjeras en los asuntos saharauis.
Fue una verdadera victoria diplomática del Frente Polisario que era reconocido por un agente directo del conflicto que se plegaba a sus requerimientos. Formalmente pasaba a ser poseedor de la mitad del territorio que reclamaba, aunque fuera el menos importante en su vertiente económica. Pero la victoria política y militar dependía de la actitud y decisión del rey de Marruecos. Diez días tardó Hassan II en iniciar la invasión a el Río de Oro. Abandonados por todos menos por Argelia, los habitantes del Sahara Occidental se vieron obligados a emigrar y mantener su lucha desigual ante el vecino del Norte que se había empeñado en apropiarse de sus arenas y recursos a cualquier precio, como una cuestión de honor para lograr materializar el Gran Marruecos que anhelaba el sultán.
Fuente: Poemario por un sahara libre