dilluns, 28 de juliol de 2008

La policía marroquí retira el pasaporte al activista saharaui de derechos humanos Brahim Noumria en el barco que lo llevaba a Tánger

Se teme que sea detenido, interrogado y torturado al poner los pies en territorio marroqí

Algeciras.- La policía de Extranjería marroquí abordó y retiró el pasaporte al activista saharaui de derechos humanos, fundador del Foro para la Verdad y la Justicia, Sección del Sahara, hasta su disolución y miembro del Secretariado de la Coordinadora de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA) Brahim Noumría en el barco que lo trasladaba desde Algeciras a Tánger y que salió del puerto español hacia la costa norteafricana aproximadamente a las 22:00 de hoy, sábado, informaron activistas saharauis al Servicio de Información Saharaui en Canarias.

La policía marroquí, que exigió su documentación a Noumría unos 45 minutos después de la salida del ferry, tras efectuar diversas comprobaciones, llamó al activista saharaui de derechos humanos por la megafonía del buque y le retiró el pasaporte sin darle más explicaciones, aseguran los testigos. Los activistas que informaron de los hechos temen que sea detenido nada más pisar suelo marroquí, interrogado y torturado ya que sin documentación es imposible su entrada en el país.

Brahim Noumría pretendía regresar al Sahara Occidental por vía terrestre desde Tánger después de nueve meses en España, durante los cuales recuperó su salud de los maltratos y torturas padecidos en las prisiones marroquíes y desarrolló una intensa actividad de divulgación sobre la situación de los derechos humanos en el territorio del Sahara Occidental que ocupa Marruecos desde 1975. Su última gira le llevó a Cantabria hace sólo unos días.

Noumría fue detenido en 1987 y estuvo recluido sin cargos ni juicio en centros secretos de detención hasta ser liberado en 1991. Las autoridades marroquíes no han dado ninguna razón formal para su detención y “desaparición”, pero se cree que fue debida a sus actividades para pedir pacíficamente el derecho de libre determinación del pueblo del Sahara Occidental, indica un comunicado hecho público por Amnistía Internacional en 2005. Nacido en 1965, Brahim Noumría, que vive habitualmente en El Aaiún, fue detenido de nuevo el 20 julio de 2005 y trasladado a un centro secreto marroquí donde asegura lo mantuvieron colgado en posturas contorsionadas con las manos atadas y los ojos vendados, le golpearon en las manos y el rostro, lo rociaron con una sustancia química, lo quemaron con llamas y le escupieron. Según dice, al golpearle, se envolvieron las manos en trapos para reducir las señales de violencia.

Noumría abandonó las cárceles marroquíes por última vez en marzo de 2006, cuando fue liberado gracias a la intensa presión internacional. Según los informes hechos públicos por Amnistía Internacional, estuvo en huelga de hambre por segunda vez desde el 20 de octubre hasta el 3 de noviembre de 2005 para protestar por las malas condiciones de reclusión y ahora se recuperaba de sus padecimientos. (SCSC)

Fuene: Cantabria por el sahara