dimarts, 3 de juny de 2008

La oposición española exige más protección para el sáhara

Fátima Aburto, portavoz socialista en la Comisión de Exteriores del Congreso, debió de sentirse muy sola en el debate sobre el Sáhara Occidental en el que participó en el Círculo de Bellas Artes. Uno tras otro, los diversos oradores, representantes de diversos partidos políticos, y el público en general lamentaron que el Gobierno del PSOE respaldase a Marruecos en estos asuntos.

Todos pidieron un mayor compromiso del Ejecutivo con la situación de los derechos humanos en la ex colonia española.Las jornadas organizadas esta semana por las seis universidades públicas madrileñas sobre el Sáhara, y coordinadas por Pedro Martínez, vicerrector de la Universidad Autónoma, coincidieron con la publicación del informe de Amnistía Internacional en el que se denuncia la detención en 2007 de cientos de activistas saharauis, entre los que figuran menores de edad, por participar en manifestaciones contra la presencia marroquí.

"Hay que presionar por el respeto de los derechos humanos en el Sáhara", recalcó Gaspar Llamazares, coordinador de Izquierda Unida, quien empezó expresando su "frustración en relación con la política española" para ese territorio. "La neutralidad activa ha quedado rota en el caso del Sáhara", añadió Guillermo Mariscal, del Partido Popular.

El PSOE ofrece diálogo"La situación de los derechos humanos es penosa", insistió Aitor Esteban, del Partido Nacionalista Vasco. "España tiene que desempeñar un papel", añadió. "Es complicado, pero hay que optar entre los derechos humanos y los intereses de la geopolítica", como hizo en septiembre la canciller federal alemana Angela Merkel al recibir al Dalai Lama, líder del exilio tibetano.

"El Gobierno español apoya claramente el plan de autonomía marroquí", denunció Hamad Hamad, un activista saharaui que pasó un montón de años en la cárcel de El Aaiún. "¿Qué es lo que hemos hecho nosotros al Gobierno español para que nos traicione?", preguntó.

"Nunca se ha renunciado a la legalidad internacional", respondió la socialista Aburto quién ofreció consenso en el Congreso. Gaspar Llamazares se mostró escéptico: "En el intergrupo parlamentario hemos coincidido en la mayoría de las iniciativas, pero el Gobierno desarrolla una estrategia política distinta".

Fuente: EL PAÍS.com