divendres, 9 de maig de 2008

Varios eurodiputados denuncian las violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental

Varios eurodiputados denunciaron el miércoles por la tarde en el Parlamento Europeo de Bruselas las repetidas violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental, y pidieron a la Unión Europea que intervenga para poner término a ello.

Durante una sesión plenaria dedicada a "el estado de los Derechos Humanos en el mundo", el diputado europeo Raúl Romeva (Grupo de los Verdes) estimó que la situación en el Sáhara Occidental es inherente al problema de "descolonización inacabada" y consideró que la antigua potencia colonizadora, España, y por tanto la UE, tiene responsabilidades a este respecto que "no debe esquivar".

Reclamó especialmente que la UE actúe en este momento en que el Consejo de Seguridad de la ONU acaba de hacer un llamamiento para que se resuelva el conflicto por una solución política "justa y duradera, de acuerdo con el Derecho Internacional, lo que significa, como todo el mundo sabe, que se aplique el derecho de autodeterminación" del pueblo saharaui.

Por su parte el eurodiputado Willy Meyer (grupo de Izquierda Unida) denunció "el clima de represión, persecución y de detenciones de las que es víctima la población saharaui, especialmente los defensores de los Derechos Humanos, en los territorios del Sahara Occidental ocupados por Marruecos".

Citó el caso de Naama Asfari, presidente del CORELSO (Comité para el Respeto de las Libertades y los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental), que fue "detenido en Marrakech, conducido con los ojos vendados a destino desconocido donde fue golpeado durante su interrogatorio. Ni su familia ni sus abogados fueron informados".

"Decimos y repetimos que España y la Unión Europea tienen responsabilidades en la situación que existe en el Sáhara Occidental, y deben exigir que cese inmediatamente la represión y la opresión contra el pueblo saharaui. No se puede tolerar que una situación trágica como la del Sáhara Occidental perdure, bajo pena de que Europa reniegue como tal de los valores de paz y de solidaridad", señaló.

Otros eurodiputados, como Tobia Fluger (Izquierda Unida), Antonio Masip y Hans Klaus, socialistas, expresaron posiciones en el mismo sentido. El ministro saharaui delegado para Europa, Mohamed Sidati, se mostró satisfecho de que la representación democrática de la UE no haya "ahogado los gritos de desastre de esos militantes de los Derechos Humanos cuyo único delito es el de luchar pacíficamente por el derecho de su pueblo a decidir sobre su suerte".

A el momento en que Marruecos se entrega a hacer "maniobras peligrosas" para la estabilidad de toda la región, "despreciando la voluntad de la comunidad internacional que no ha dejado de pedir que se respeten los derechos inalienables del pueblo saharaui a la autodeterminación", ya es hora de que "la UE ponga en marcha una política conforme con sus valores de libertad, de respeto a los Derechos Humanos y de los pueblos", estimó.

La Unión Europea, señaló, debe librarse de los "intentos de algunos países de ahogar las aspiraciones" del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia, y practicar una política "verdaderamente constructiva en la región e incluso de todos los pueblos magrebíes, entre ellos el pueblo saharaui que lucha por su libertad".

Esa es "la responsabilidad histórica y la UE, por contarse entre los países que han sabido superar la abyecta era colonial, sabe bien que sólo una solución política, mutuamente aceptable y de acuerdo con la legalidad internacional es capaz de aportar la estabilidad en el Gran Magreb, y de abrir una nueva era de paz y de estabilidad regional, inevitable para el conjunto de las relaciones euro-mediterráneas", añadió.

Fuente: Sahara Press Service