dijous, 3 d’abril de 2008

La huelga de hambre, una protesta pacífica

Como medio de protesta pacífico, los presos políticos saharauis iniciaron el 25 de febrero una huelga de hambre. El día 27 de febrero, cuando era juzgado, el joven Mohamed Boutbba protestó ante al Tribunal por el penoso estado de las cárceles marroquíes, y reclamó el derecho a la autodeterminación de su pueblo. Hoy sigue en huelga de hambre, exigiendo ser considerado como un preso político, y su salud se ha visto gravemente deteriorada.

Entre los presos políticos saharauis destaca el activista y defensor de derechos humanos Brahim Sabbar, secretario general de la Asociación Saharaui de Víctimas de Violaciones Graves de Derechos Humanos Cometidas por el Estado Marroquí (ASVDH), nacido en 1959, está casado y es padre de tres hijos. En 1981 fue secuestrado por las fuerzas de ocupación marroquí y permaneció diez años encarcelado en diferentes centros secretos marroquíes de detención, sin cargos ni juicio. Las autoridades marroquíes nunca han dado una explicación oficial de los motivos de su detención y desaparición forzosa. Después de su liberación, ha jugado un papel destacado en la lucha contra las violaciones de los derechos humanos.

En el 2006, Sabbar fue detenido en un puesto de control de la policía marroquí y hoy cumple en El Aaiún dos condenas que suman tres años y seis meses. A pesar de padecer graves enfermedades, participa en la huelga de hambre, que ha empeorado su salud. Para protestar por su situación y exigir su inmediata liberación y la de todos los presos políticos saharauis, se ha iniciado una campaña internacional en la que se puede participar dirigiendo cartas a las autoridades marroquíes.

Otro activista saharaui, Said El Bailal, detenido el pasado 26 de diciembre en Smara, fue condenado en Rabat en enero a ocho meses de prisión por participar en las manifestaciones duramente reprimidas en Rabat y Marrakech, durante las que Sultana Khaya perdió un ojo por la carga policial. El juicio de apelación previsto para el 6 de marzo fue suspendido, y señalado para esta semana. Su estado de salud es grave debido a la huelga de hambre en la que también participa.

Para más información y participar en la campaña de liberación de los presos políticos saharauis: http://www.umdraiga.com/

Fuente: Saharalibre.es