divendres, 7 de març de 2008

Inglaterra reafirma su apoyo al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación

El Reino Unido ha reafirmado su apoyo a los esfuerzos de Naciones Unidas encaminados a encontrar una solución negociada al conflicto del Sáhara Occidental entre Marruecos y el Polisario.

Respondiendo a la pregunta del diputado Marc Williams (Partido LiberalDemocrático) sobre los resultados de las negociaciones con el ministromarroquí de Asuntos Exteriores sobre los Derechos Humanos en el SáharaOccidental, el Dr Kim Howells, ministro de Estado, encargado de Oriente Próximo, del Norte de África y de Seguridad Internacional reafirmó ante la Cámara de los Comunes el apoyo de su país al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación.

El Sr. Howells señaló que la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental está relacionada con la ocupación, postura que coincide con los resultados del informe del Alto Comisariado de la ONU para los Derechos Humanos elaborado en 2006 y que sigue estando bajo embargo a pesar de que la prensa ya lo conoce.

Las declaraciones de Howells coinciden también con el informe anual del ministerio de Asuntos Exteriores sobre la situación de los Derechos Humanos en el mundo.

Howells ha declarado que sus últimas entrevistas con Fassi Fihri se remontan a julio de 2007, añadiendo que "El Reino Unido desea la prosperidad del pueblo saharaui". Añadió que "hay un diálogo regular con las autoridades marroquíes, con la sociedad civil y con otras partes implicadas por el asunto saharaui y los Derechos Humanos".

Precisó por otra parte que el Reino Unido "sigue estando inquieto, ya que el asunto del Sáhara Occidental aún no ha conseguido ser solucionado".

Recordó que "el Consejo de Seguridad aprobó el 31 de octubre de 2007, por unanimidad, la resolución 1783 que prevé la prolongación del mandato de la MINURSO hasta el 30 de abril de 2008.

Como es sabido, este resolución pide a las partes en conflicto que continúen, sin condiciones previas y de buena fe, las negociaciones bajo los auspicios del Secretario General de la ONU.

Howells precisó, al contrario de las declaraciones que se le atribuyeron, que "el Reino Unido aporta su total apoyo a esas negociaciones que deben conducir a la realización de una paz justa y duradera aceptada por las dos partes y que garantice el derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación".

Esta reiteración de la posición británica se produce a pocos días de que se reanuden las negociaciones de Manhasset entre Marruecos y el Frente Polisario en su 4ª ronda.

Recordemos que el Reino Unido está muy apegado a la legalidad internacional en lo que concierne al Sáhara Occidental, posición que ha sido expresada por diferentes instituciones, organizaciones sindicales y organizaciones humanitarias influyentes de ese país.

La participación del Frente Polisario en las conferencias y congresos del Partido Laborista en el poder por invitación oficial, la última de las cuales ha sido la conferencia de primavera que reúne a todas las estructuras del partido, a los parlamentarios y a los miembros del Gobierno, ilustra de forma elocuente esa proximidad.

Fuente: Sahara Press Service