dimecres, 15 d’abril de 2009

Una cincuentena de universitarios se desplaza a los campos de refugiados de TindufUniversidad de La Laguna
Un total de 54 personas de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna visitó la pasada semana los campos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia, en cumplimiento del convenio suscrito entre el Ministerio de Enseñanza y Educación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y la institución universitaria.
Este acuerdo ha permitido la puesta en marcha de varios proyectos, concretamente en los centros educativos de la Daira de Agüenit (wilaya de Auserd). Se trata de la dotación de material de todo tipo, otro más lúdico y cultural con las actuaciones del grupo de payasos Clownbaret y cinco cursos de formación del profesorado e intercambio de experiencias entre el profesorado saharaui y el profesorado y alumnado de Canarias: psicomotricidad, animación a la lectura, didáctica de las matemáticas activas, didáctica de la segunda lengua y modelos de organización de la formación del profesorado. Los proyectos responden a las demandas hechas por Mariam Hmada, ministra de Educación de la RASD, mediante visitas anteriores por parte de una delegación de la Universidad de La Laguna. Además de convivir con las familias de los campamentos, se produjo un encuentro entre los jóvenes de Canarias y los jóvenes de la UJSario.
Por otro lado, la ministra visitó los cursos de formación del profesorado e intercambió puntos de vista en un encuentro dominado por la emoción y la afectividad solidaria con el grupo de Canarias allí desplazado. El último día el profesorado y los alumnos del colegio Zein (de la Daría de Tichla) despidieron al grupo de Canarias con un festival de bailes y canciones del folclore saharaui. Se cerró la semana con un partido de fútbol de canarios contra saharauis. Entre los resultados más palpables de la colabración entre la RASD y la universidad canaria, se puede destacar la creación de un Centro de Recursos denominado “Canarias-Sahara. Facultad de Educación ULL” en el mencionado colegio Zein, constituido por todo el material didáctico donado a la zona, tanto por los miembros de la Facultad de Educación como por el financiado por la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias.
Además, se crearon dos aulas de psicomotricidad, una en la guardería y otra en el centro de educación especial, ambos centros de Agüenit; se compraron dos generadores eléctricos que después de usarlos en los cursos se han destinado a los recientemente creados centros de secundaria de las wilayas de Auserd y Smara (que se añaden al ya existente del “12 de febrero”); y se han constituido grupos de profesorado especialmente interesados en los temas tratados en los proyectos allí desarrollados para, de ese modo, continuar con la implementación y extensión a otros enseñantes de los contenidos tratados en este primer contacto.
La valoración de la semana de trabajo es muy satisfactoria tanto para el profesorado canario y alumnado como para los profesores saharauis. Con ello se ha dado un primer paso en firme de lo que esperamos sea una larga y fructífera relación de intercambio educativo, beneficiosa por igual para ambas partes. Una de las numerosas actividades en colaboración con el pueblo saharaui.
El pasado 10 de abril el grupo de la Facultad de Educación de la Universidad de La Laguna se sumó a la “Marcha Internacional Contra el Muro Marroquí de la Vergüenza en el Sahara Occidental” organizada por la “Columna de los 1000 (Conciencia Saharaui)” y apoyada por la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEASS), Redes Internacionales de Apoyo a la Unión Nacional de Mujeres Saharauis y Rally de Bicicletas Contra el Muro, entre otras.
El objetivo de esta marcha era denunciar el muro físico, y derribar el discurso y la barrera mediática que lo cimienta. La denuncia física del muro la protagonizaron 2.500 personas (principalmente españoles, portugueses, italianos, franceses y saharauis) formando en frente del muro una gran cadena humana. “Así, hemos manifestado nuestro rechazo y repulsa al muro de 2.700 kilómetros que usurpa y divide la tierra del pueblo saharaui, incumpliendo la legalidad internacional que establece la obligación de la descolonización del antiguo Sahara Occidental”, aseguraron los manifestantes universitarios.
“A lo largo de esta fortificación ilegal, que se levanta desde 1980, se localizan más de cinco millones de minas como la que causó el pasado viernes la amputación de una pierna al joven Brahim Hussein Labeid y que vienen causando muertes y graves lesiones a la población saharaui, al realizar actividades cotidianas tales como los traslados de lugar o el pastoreo”. El grupo de profesores y alumnos de la Facultad de Educación en Agüenit se suma “a la repulsa manifestada por las organizaciones y redes de apoyo al pueblo saharaui allí presentes, ante un hecho tan grave ocurrido en una marcha pacífica en la que un grupo de jóvenes saharauis, con la tensión acumulada a lo largo de 34 años de ocupación militar de su territorio, se ha acercado a una zona de minas no señalizada por Marruecos, produciéndose la explosión de una de dichas minas con el resultado mencionado. El pueblo saharaui exige que se cumpla la legalidad internacional para volver en libertad a su territorio y poder cubrir sus necesidades básicas tales como la educación. No necesita campos de minas, muros, ocupación extranjera y represión”, concluyen.