dilluns, 23 de març de 2009

Marruecos expulsa a un fotógrafo español. Rafael Marchante trabaja para la agencia Reuters

Las autoridades de Marruecos han decidido no renovar la acreditación del fotógrafo español de la agencia Reuters Rafael Marchante, de 36 años, lo que en la práctica equivale a una expulsión del país en el que está acreditado desde hace tres años. Rabat ha expulsado a corresponsales franceses y árabes, pero hasta ahora a ningún español.

La dirección de Reuters recibió el jueves un fax del Ministerio de Comunicación marroquí en la que se le informa de la no renovación de la acreditación de Marchante porque éste ha tenido "comportamientos profesionales no conformes con la legislación vigente". No da más detalles.

"Esto significa que no me he doblegado a las amenazas para que deje de cubrir asuntos que el poder considera espinosos", explicó Marchante. En el pasado "cada visita al Ministerio de Comunicación se convertía en una retahíla de rapapolvos y presiones para que trabajara de otra manera".

Marchante cubría las numerosas manifestaciones que se desarrollan en Rabat, especialmente las de los licenciados en paro que reivindican trabajo y que con frecuencia suelen ser disueltas a palos por los antidisturbios. A lo largo de 2008 los antidisturbios le agredieron en tres ocasiones y en una de ellas le causaron heridas y le robaron el material fotográfico valorado en 6.000 euros. Nunca pudo recuperarlo.

El fotógrafo ha pedido a la Embajada de España que efectúe gestiones para evitar su expulsión, pero, según él, la actitud es de "pasividad". Hace un año el ministro de Comunicación marroquí, Khalid Naciri, decidió también no renovar la acreditación de Carla Fibla, entonces corresponsal de la cadena SER, y de Beatriz Mesa, de la COPE. La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, instó entonces a la Embajada española en Rabat a movilizarse para evitar que se viesen obligadas a abandonar el país. Las gestiones diplomáticas tuvieron éxito.

Fuente: Poemario por un sahara libre