divendres, 19 de desembre de 2008

Sahara: Indignación por los dichos de Zapatero

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS-Sahara) expresó su “más absoluta indignación” ante las declaraciones hechas por el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, después de la Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada entre los Gobiernos de España y Marruecos. En rueda de prensa con el primer ministro marroquí, Abbas El Farsi, Zapatero dijo que en la cuestión saharaui “hay que tener capacidad de ceder posiciones, de flexibilizar”, dirigiéndose al Frente Polisario. Preguntado si el modelo autonómico español es referencia, Zapatero dijo que es “muy buena experiencia” para Marruecos, y El Fassi se apresuró a aclarar que el proceso de regionalización “no tiene que ver con el problema del Sahara”.

Tales declaraciones, según CEAS-Sahara “no ayudan en la búsqueda de una solución pacífica, envalentonan y dan alas al Gobierno de Marruecos para continuar en su posición intransigente, ocupando por la fuerza un territorio que no le pertenece, sin atender las Resoluciones de la Naciones Unidas y violando los más elementales Derechos Humanos de la población civil saharaui”.

“En lugar de acordarse de sus posiciones de principio respecto al derecho del pueblo saharaui a la libre determinación, y recordarle a Marruecos sus compromisos respecto a dicho principio y pedirle que cumpla lo que había firmado y aceptado al final de muchas y largas negociaciones anteriores, Zapatero se olvida del principio de la descolonización y acoge con interés la tesis marroquí”, critica CEAS-Sahara.

La Coordinadora entiende que España, al igual que Marruecos, “no puede decidir el destino de un territorio que no le pertenece y menos todavía en contra de la voluntad del pueblo soberano de ese territorio y en abierta violación de la legalidad internacional.

España debe, en todo caso, limitarse a apoyar cualquier decisión que tome el pueblo saharaui sobre su futuro y sobre el futuro del Territorio. Es una posición de mínimos que está justificada por una sencilla referencia a las resoluciones de la ONU”, agrega.

En cuanto a decir que “… la experiencia autonómica española es una muy buena experiencia”, como si pudiese ser un ejemplo aplicable para solucionar este conflicto, CEAS-Sahara cree que “es o desconocer todo sobre el mismo, o tener la intención de vender gato por liebre”.

“La Autodeterminación -sabemos que al Presidente no le gusta oír esa palabra- de un territorio considerado en las Naciones Unidas como Territorio no Autónomo, sometido a un proceso de descolonización, no tiene nada que ver con una configuración territorial determinada dentro de un Estado constituido como el caso del Estado español”, advierte CEAS-Sahara.

Finaliza la Coordinadora recordando que el conflicto del Sahara es considerado para muchos españoles “como un conflicto interno, en el que cada día asumimos la responsabilidad que el Gobierno de España no asume, y entendemos que su política respecto del Sahara Occidental, puede ser de consecuencias imprevisibles para nuestra seguridad y nuestros intereses”.

Fuente: http://www.glocalia.com/