dilluns, 1 de desembre de 2008

La violencia en el Sahara "existe en todos los sentidos" por la inestabilidad en la que se encuentra, según un colectivo

La presidenta de la Unión de Mujeres Saharauis, Maima Mahmud, ha asegurado que la violencia en el Sahara "existe en todos los sentidos" porque se trata de una tierra que "tiene en contra la guerra, el exilio y la inestabilidad de las mujeres" que viven allí.

De esta forma, explicó Mahmud la violencia que sufren las mujeres saharauis, ya que puntualizó que en el Sahara "no existe violencia machista, un hombre pegando a una mujer" porque si ocurriera esto "la sociedad ejerce de policía" y el hombre "es automáticamente rechazado" por los ciudadanos.

Mahmud, en declaraciones a Europa Press, señaló que la violencia contra las mujeres "en cada país tiene sus especificidades" como se ha intentado mostrar en unas jornadas sobre la erradicación de la violencia de las mujeres tanto en España como en África, organizadas por Casa África en Las Palmas de Gran Canaria.

Añadió que, por ello, a las saharauis le pide que "resistan y sobre todo que sirva la experiencia de los países liberados que ya tienen su país medio hecho" con el objeto de que el Sahara "coja experiencia e intercambie" ideas.

Respecto a la situación en la que se encuentra el Sahara después de 33 años dijo que "es terrible el olvido en que se ha quedado todo, es muy fuerte". "La resistencia pacífica del Sahara no está sirviendo de nada porque como no hacemos guerra, ni hacemos ruido, ni hacemos violencia, pues no llamamos la atención".

"Llevan 33 años jugando con nosotros, 33 años en el día a día jugando con nosotros, 33 años de inestabilidad, porque son 33 años de incertidumbre, 33 años de que no sabes qué vas a hacer mañana, 33 años que no puedes construir una casa... 33 años de mentiras porque la comunidad internacional ha pasado por alto la resistencia con los saharauis y su lucha. Es muy triste, la gente sigue con su vida, nosotros también tenemos nuestra vida y seguimos y queremos ser portadores en este mundo", apostilló Mahmud.

En este sentido, solicitó a los políticos españoles, así como a la comunidad internacional que "se mojen más" porque subrayó que los saharauis "no quieren migajas, quieren que realmente se mojen --los políticos--, que hagan cosas verdaderas y que se guarden su arroz y sus lentejas".

De todos modos, reconoció que el pueblo español "sí está cooperando con el Sahara y la Agencia Española de Cooperación Internacional también".

Fuente: www.europapress.es