dilluns, 25 d’agost de 2008

La explotación de fosfato saharaui por Nueva Zelanda es ilícita, según el Polisario

El ministro delegado encargado de Asuntos Africanos de la RASD, Mohamed Yeslem Beissat, ha calificado de "ilícita" la explotación del fosfato saharaui por Nueva Zelanda, en lo que considera como un "apoyo a la ocupación ilegal marroquí" del Sáhara Occidental.

Durante el encuentro con representantes de estas pacíficas islas organizado en Nueva Zelanda la semana pasada, el diplomático saharaui expresó la esperanza del Gobierno saharaui de ver a Nueva Zelanda "poner fin a esas actividades ilegales".

El ministro delegado saharaui mantuvo debates con cierto número de representantes de esas islas que también sufrieron una era de colonización parecida a la del pueblo saharaui.

Insistió también sobre la legitimidad de la causa saharaui, que está inscrita desde 1963 por la ONU en la lista de los 16 países aún colonizados, reiterando el derecho del pueblo saharaui a le independencia.

A este respecto, Mohamed Yeslem Beissat estimó que el apoyo de las grandes potencias mundiales a la independencia de Kosovo y no a la del Sáhara Occidental es una "política de dos pesos dos medidas" ante su negligencia respecto a la causa saharaui.

Recordemos que la República de Vanuatu renovó recientemente sus relaciones con la RASD, mientras que numerosos países de esa zona del Pacífico reconocen a la RASD.

Fuente: Sahara press service