dijous, 24 de juliol de 2008

El Polisario pide a la ONU que detenga los ataques en el Sahara

RABAT. El líder del Frente Polisario ha escrito una carta al secretario general de Naciones Unidas para expresarle su preocupación por el incremento de la violencia en el sur del Sahara Occidental en los últimos días. «Varios miles de colonos marroquíes han llevado a cabo una agresión bárbara contra un centenar de pescadores saharauis» el lunes pasado, según la misiva enviada por Mohamed Abdelaziz a Ban ki Moon, cuyo texto ha sido hecho público por la agencia de información del Polisario.

Los hechos tuvieron lugar a unos 65 kilómetros de la ciudad de Dajla, la antigua Villa Cisneros española, al sur del Sahara Occidental. Marruecos se refirió a los incidentes, a través de la agencia oficial Map, como una «riña» entre pescadores que terminó en «actos vandálicos». La carta enumera los nombres de 40 personas heridas, una dada por desaparecida, dos detenidas y 13 cuyas propiedades -vehículos, comercios o casas- fueron destruidas. «Los agresores tienen vínculos con las Fuerzas de Seguridad marroquíes y seguían sus instrucciones», asegura Abdelaziz.

Los independentistas exigen responsabilidades a Naciones Unidas, presente desde 1991 en el Sahara por medio de la Minurso, que debe velar por un proceso de descolonización que lleva bloqueado desde que España dejó el territorio en 1975 y lo ocupara Marruecos. Por eso el Presidente saharaui reclama una «intervención rápida» de la ONU tras los acontecimientos cerca de Dajla.

La nueva ronda, sin fecha Ante este panorama, la quinta ronda de contactos entre el Frente Polisario y Marruecos, que debería celebrarse en una fecha aún no prevista otra vez en Nuva York, sigue siendo una incógnita. Marruecos ha considerado como una victoria el hecho de que el enviado personal de Moon para el conflicto, Peter Van Walsum, no haya sido apartado de su puesto después de que a finales de abril dijera que la independencia del Sahara no es una opción «realista». Esas palabras causaron gran revuelo y el Frente Polisario amenazó con vetar al diplomático holandés, al que ya no considera apto como mediador.

Fuente: Saharalibre.es