dilluns, 23 de juny de 2008

Parlamentarios europeos, indignados por las violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental
París, 21/06/2008 (SPS) Numerosos diputados de diferentes países europeos se han indignado ante la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, que consideran "muy preocupante". Durante un debate organizado el jueves en el Palais Bourbon de la Asamblea Nacional francesa sobre el tema "¿Cómo puede Europa contribuir a los compromisos tomados por Naciones Unidas para alcanzar por la negociación que se aplique el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui?", numerosos testimonios han alertado sobre la amplitud de las violaciones de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. La defensora saharaui de los Derechos Humanos, Aminetu Haidar, laureada con varios premios internacionales entre ellos la Silver Rose 2007, de Solidar, una alianza internacional independiente compuesta por 42 ONGs de 20 países europeos, conmovió a la asamblea de parlamentarios con sus testimonios sobre las violentas represiones que sufre el pueblo saharaui por la ocupación de su país por Marruecos. La militante saharaui recordó las condiciones de su encarcelamiento en 1987 "en el centro de encarcelamiento secreto llamado PC-CMI, en El Aaiun ocupado" donde, durante "este largo y duro período de desaparición forzosa", cuatro de sus compatriotas encontraron la muerte. "Pasamos todos esos años con los ojos vendados, las manos atadas, muy mala comida, (?) además de las sesiones diarias de tortura", describió la señora, señalando que "desde mayo de 2005, con consecuencia de haber comenzado la intifada, tanto en el Sáhara Occidental ocupado como en el territorio marroquí, la máquina represora marroquí pasó a una velocidad superior", continuó, relatando escenas de represión "salvaje" contra "centenares de ciudadanos saharauis apaleados en plena calle o torturados en los locales de policía antes de ser arrojados en los alrededores de la ciudad, a hora muy avanzada de la noche, desnudos y abandonados a su suerte en condiciones inhumanas". Numerosos saharauis "perdieron la vida bajo los golpes de los policías marroquíes en plena calle", añadió, tras lo cual narró los casos de violencia en todos los campos, incluidas las diferentes discriminaciones (educación, empleo, etc) de las que es víctima el pueblo saharaui por haber reivindicado su derecho a la autodeterminación. La militante saharaui denunció igualmente "el saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental", afirmando que no comprende el silencio de la Unión Europea sobre esas violaciones del Derecho internacional. "Me he emocionado con el testimonio de la militante saharaui, y como antiguo periodista del diario Le Monde, cubrí los acontecimientos desde 1975. He sido testigo de los bombardeos con napalm y los horrores cometidos por las fuerzas marroquíes", afirmó el periodista y escritos Paul Balta, que dijo haberse sentido "escandalizado por la actitud pasiva de la Unión Europea y la de mi país, Francia". Por su parte, la abogada francesa France Weyl, autora de un informe sobre "las desviaciones de la justicia marroquí" en los juicios de los militantes saharauis a los que asistió como observadora, por mandato de la Unión Internacional de Juristas Demócratas, denunció las diferentes "formas de obstáculos políticos" utilizadas para falsear el desarrollo de los juicios. Preguntado por APS, al margen de las sesiones de la conferencia, sobre dicha situación, el director francés Pierre Richard (conocido por sus películas "Les malheurs d?Alfred", "Le grand blond", etc), señaló la necesidad "de romper el muro del silencio", político y mediático, que oculta la amplitud de esas represiones. "La causa saharaui me concierne", señaló, evocando su visita a los campamentos de refugiados saharauis en compañía del escritor y periodista norteamericano Jean Lamore. "Me conmovió el valor, y me volvió del revés la decisión de los refugiados saharauis para vivir en un contexto tan difícil". Saludando también "el valor de las mujeres saharauis", Pierre Richard estimó que "esta conferencia es un paso para que se conozca mejor en Francia y en Europa el asunto saharaui, ya que la opinión pública no retiene más que lo que los medios de comunicación quieren decirle". "Cada pequeño anuncio de la causa saharaui es importante, y poco a poco habrá una mejor toma de conciencia", dijo esperanzado. Acerca de esto, numerosos diputados, entre ellos un parlamentario europeo, el portugués Pedro Guerreiro, o incluso diputados de los Parlamentos nacionales como el francés Jean-Paul Lecoq, invitan a París a que adopte una posición, "equidistante entre el Polisario y Marruecos" en este conflicto. Un italiano animaba a "continuar la batalla en Europa para hacer que el asunto saharaui de salga del olvido ", o incluso el español Andrés Perelló, que señaló "la responsabilidad de la Unión Europea, de sus políticos y de sus medios de comunicación" en que exista este "muro del silencio" sobre este hecho colonial que se ve acrecentado con violaciones de los Derechos Humanos. "Es preciso romper ese muro", insistió, respaldado por una diputada sueca o también por el italiano Gianluca Borghi, que pidieron" batallar por el pueblo saharaui que debe volver a su tierra". Fuente: Sahara Press Service Poemario por un sahara libre