diumenge, 20 d’abril de 2008

La ONU recomienda una nueva fase de negociaciones Frente Polisario-Marruecos "sin condición previa"

El Secretario General de Naciones Unidas, Sr. Ban Ki-moon, ha pedido al Consejo de Seguridad que exhorte de nuevo a las partes en conflicto, Marruecos y el Frente Polisario, a que entablen una fase de negociaciones "más intensas" y "sin ninguna condición previa".

"Recomiendo al Consejo de Seguridad que pida de nuevo a las partes, Marruecos y el Frente Polisario, que entablen una fase de negociaciones más intensas y que se centren más sobre los asuntos de fondo", ha indicado Ban Ki-moon en su último informe sur la situación en el Sáhara Occidental hecho público recientemente y que debe ser examinado por el Consejo de Seguridad el próximo lunes.

El Secretario General de la ONU ha recomendado también que el Consejo de Seguridad anime a las dos partes a negociar "sin ninguna condición previa", como se afirma en el comunicado final del cuarto ciclo de conversaciones entre el Frente Polisario y Marruecos que tuvo lugar del 16 al 18 del pasado marzo en Manhasset, Estados Unidos, indica el informe que cubre el período de los seis últimos meses.

Como se recordará, el Frente Polisario se lamentó al terminar ese cuarto ciclo de que la delegación marroquí, "como en el curso de las rondas precedentes", sigue presentando unas "pre-condiciones" y declarando que no hay otra solución fuera de la autonomía".

En ese sentido, el Sr. Ban Ki-moon pide al Frente Polisario y a Marruecos que den pruebas de "realismo" y de "espíritu de compromiso" con el fin de salir del actual bloqueo político.

El Secretario General de la ONU dice sentirse "preocupado" por la situación humanitaria de los refugiados saharauis, celebrando por otra parte los avances realizados para permitir las visitas familiares. Señaló que una falta de financiación por parte de la comunidad internacional comprometería la viabilidad de este tipo de iniciativas.

Recordando que la presencia de la Misión de Naciones Unidas para la Organización de un Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) era"indispensable" para mantener el alto el fuego, y recomendó renovar el mandato de la misión por seis meses más, hasta el 31 de octubre de 2008.

El Frente Polisario señaló el pasado jueves el imperativo "de ampliar las prerrogativas de esta misión", en espera de que se organice un referéndum, especialmente confiándole la misión de "velar por el respeto de los Derechos Humanos y disponer un calendario para la organización de un referéndum justo y equitativo, para dar la oportunidad al pueblo saharaui de decidir su porvenir, de acuerdo con las decisiones de la ONU".

Básicamente, la MINURSO formaba "parte del acuerdo de alto el fuego entre el Gobierno marroquí y el Polisario, decidido en 1991", indicó el dirigente del Frente Polisario y miembro de la delegación saharaui en las negociaciones de Manhasset, Mhamed Jadad.

La misión de la MINURSO consistía esencialmente en "supervisar un corto período de transición que debía desembocar en la organización de un referéndum en el Sáhara Occidental, lo que permitiría a los electores saharauis escoger entre la anexión a Marruecos, la autonomía bajo la jurisdicción marroquí o la independencia total", explicó.

El Frente Polisario había reiterado su apego al plan de paz apoyado en 1991 por la ONU y que fue aprobado por Marruecos y el Frente Polisario, que preveía la celebración del referéndum ya que éste era la "última etapa" del proceso.

Por eso, la ONU debe garantizar, a través de la MINURSO, que "Marruecos cumpla sus compromisos precedentes", añadió, indicando que el no respetar esos compromisos constituiría "una victoria del oportunismo político y no una solución duradera en nombre de la buena gobernancia y de la democracia".

Fuente: Sahara Press Service