dimecres, 27 de febrer de 2008

Un joven saharaui víctima de una mina en Zak
(sur de Marruecos)

Un joven saharaui, Bushab Butimit (19 años) encontró la muerte el domingo al estallarle una mina en la localidad de Areiridh, no lejos de Zak, donde estaba nomadeando, informa el Colectivo de Defensores Saharauis de los Derechos Humanos (CODESA).

Las diferentes partes del cuerpo de la víctima quedaron tiradas más de 12 horas en el lugar del suceso, según su familia, que no pudo aproximarse a causa de la fuerza de la detonación, y se lamenta de que "la gendarmería real y la ambulancia de la ciudad sólo hayan venido al día siguiente a transportar los despojos de la víctima hacia el hospital de la ciudad", añade la misma fuente.

Recordemos que otra víctima de la misma familia, Fatimetu Butimit (11 años) resultó también gravemente herida como consecuencia de la explosión de otra mina el pasado diciembre, precisa la misma fuente informativa.

A este respecto, el CODESA expresa su preocupación por los ciudadanossaharauis víctimas de las minas, así como su solidaridad con la familia Bushab Butimit, que ha sufrido ya dos víctimas en la misma localidad, sin que el Estado se decida a destruir o localizar las minas en esta zona limítrofe.

La ONG saharaui pide también al Estado marroquí que coopere plenamentecon la comunidad internacional firmando el Tratado de Ottawa de 1997, que prohíbe las minas antipersona, con el fin de garantizar la seguridad de los ciudadanos saharauis y de sus bienes.

Hace un llamamiento a las instancias internacionales especializadas en el desminado para que envíen una comisión internacional de investigación que se informe sobre los miles de minas sembradas por Marruecos en el Sáhara Occidental y ponga término a las víctimas de las minas, cuyo número supera los 600 ciudadanos saharauis desde los años 70.

Fuente: Sahara Press Service