dimarts, 18 de desembre de 2007

CC pregunta sobre la central nuclear marroquí construida sobre una falla
Se van desvelando las verdaderas claves de la ocupación ilegal del Sahara; una de las principales, el expolio de los recursos saharauis por parte de Marruecos y los países que lo apoyan y animan, entre ellos Francia, con importantísimos intereses económicos en la zona. Atención a dos párrafos clave:

El informe del CNI hace hincapié en que Francia se convertirá en el gran intermediario de la producción de uranio mundial, al suministrar la tecnología para obtener el combustible nuclear a través de los yacimientos de fosfatos de Fos Bu-Craa en el antiguo Sahara español.
Los analistas coinciden en que supone el primer paso para que sea Francia quien aporte la tecnología suficiente para construir la central, a cambio de que la empresa gala Araya extraiga uranio de los ricos yacimientos de fosfato del Sahara Occidental, considerados por los expertos como los más ricos del mundo.
Los nacionalistas presentan una pregunta por escrito al Gobierno central sobre un supuesto informe del espionaje español que advierte de los riesgos de una central nuclear a 300 kilómetros de Canarias.
DORY MERINO, Tenerife
Ana Oramas, diputada de Coalición Canaria (CC) en el Congreso de los Diputados, presentó ayer una pregunta al Gobierno central sobre los riesgos que entraña la creación de una central nuclear en Marruecos, a menos de 300 kilómetros del Archipiélago, tal y como ha alertado el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), debido a que la zona se encuentra en una falla de la cordillera del Atlas.
La diputada de CC precisa en su pregunta que se basa en una información publicada en El Economista, diario económico de tirada nacional, el pasado mes de noviembre, que recoge la batería de riesgos que para Canarias representa la central nuclear de Sidi Boulbra, entre los que destacan los geomorfológicos, ya que la zona se encuentra en una falla de la cordillera del Atlas, en la que en 1960 se registró el terremoto que asoló la ciudad de Agadir con miles de muertos, a lo que se une el impacto de una posible nube tóxica producida por un escape de radiactividad a la atmósfera.
Oramas recoge este dato en su pregunta y exige una respuesta por parte del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.
La citada pregunta también matiza que no se debe pasar por alto el posible efecto disuasorio de turistas hacia las Islas si se instala una central nuclear a 300 kilómetros de Canarias, "uno de los
principales destinos turísticos de Europa", recalca Oramas.
No es la primera vez que se le realiza esta pregunta al presidente del Gobierno central en el Congreso, pero el Ejecutivo español siempre ha tratado de quitar hierro al asunto a través de las contestaciones a las preguntas planteadas por los diputados, así como en las intervenciones del ministro de Industria, Joan Clos, tal y como indica la citada publicación de tirada nacional.
Asimismo, el CNI señala que el acuerdo alcanzado por el presidente francés Nicolás Sarkozy con Mohamed VI para que Francia construya la central nuclear trasciende lo económico y reviste una dimensión estratégica.
Está previsto que esta planta nuclear de Marruecos comience a funcionar en 2015 y esté plenamente operativa dos años después.
En su primera visita oficial a Marruecos, a final del pasado mes de octubre, Nicolás Sarkozy, cerró acuerdos con el monarca alauí por 6.000 millones de euros para la construcción de la primera línea de tren de alta velocidad, así como para desarrollar una red de infraestructuras hoteleras, modernizar el parque de armamento y comenzar el programa nuclear en Marruecos. A esto se suman los proyectos de canalización y privatización del agua que se han puesto en marcha recientemente en el país vecino, también por una empresa francesa que se ha introducido con mucha fuerza.
El informe del CNI hace hincapié en que Francia se convertirá en el gran intermediario de la producción de uranio mundial, al suministrar la tecnología para obtener el combustible nuclear a través de los yacimientos de fosfatos de Fos Bu-Craa en el antiguo Sahara español.
Añade, que Sarkozy ha diseñado un minucioso plan para nuclearizar todo el Magreb. Tras Marruecos, los pasos siguientes son vender centrales nucleares a Argelia, Libia y Túnez.
Factor de inestabilidad
El servicio de inteligencia español se pregunta en su documentado informe si no supone introducir un factor de inestabilidad ante la eventualidad de que alguno de estos cuatro países africanos pudiese terminar bajo regímenes islamistas.
Los planes de Marruecos son preocupantes para todos los pueblos que habitan esa área geográfica: marroquíes, saharauis y canarios. Los perjuicios provocados por la construcción y funcionamiento de una central nuclear en este país serían, sin embargo, muy similares a los de cualquier otra central de las que existen en España o el resto de Europa.
En marzo de 2007, el anuncio de este proyecto en Marruecos generó todo tipo de reacciones desde los partidos políticos canarios.
En concreto, el Partido Socialista Canario se comprometió a emprender iniciativas para que el Gobierno central actuara por la vía diplomática para velar por los intereses de seguridad del Archipiélago.
Fuente: Poemario por un sahara libre