diumenge, 30 de desembre de 2007

Aumenta la red de apoyo a la causa saharaui en el Reino Unido
Londres, 28/12/2007 (SPS) La causa saharaui ha recibido un importante impulso tanto en la escena popular como en la oficial en el Reino Unido, donde se ha producido en 2007 un aumento de la red de apoyo a la justa lucha del pueblo saharaui por la autodeterminación, de acuerdo con las decisiones de la legalidad internacional que reconocen sus derechos inalienables. El año 2007 ha estado marcado por la notable coherencia entre la posición oficial constante a favor del derecho del pueblo saharaui a que se celebre un referéndum de autodeterminación, posición que hasido expresada en numerosas ocasiones por el Dr Kim Howells, ministro de Asuntos Exteriores británico, y la ampliación de la red de apoyo en el seno de la sociedad civil y de las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, como Amnistía Internacional y el Front Line. En ese contexto, varios diputados británicos han pedido en una moción que se libere a los presos saharauis en la parte ocupada del Sáhara Occidental, expresando su profunda preocupación ante el la deterioro de la situación de los Derechos Humanos, a causa de la ocupación marroquí del Sáhara Occidental. Los miembros de la Cámara de los Comunes siguen aportando sus firmas ala moción que contiene el llamamiento, firmada ya por un primer grupo de diputados. El documento forma parte de la profunda preocupación expresada por los diputados "ante las graves violaciones de los Derechos Humanos perpetradas por las fuerzas de ocupación marroquíes en el Sáhara Occidental". Los miembros de la Cámara baja del Parlamento británico han exhortado al Gobierno de su país "a proseguir sus acciones para garantizar la liberación de todos los presos de opinión saharauis y que se abra el territorio a los observadores internacionales y a los medios". Por otra parte, la moción pide al Gobierno británico que continúe su "apoyo a los esfuerzos de Naciones Unidas con vistas a alcanzar un arreglo justo del conflicto en el Sáhara Occidental". A pesar de las amplias campañas de desinformación que han encontrado en la prensa del petrodólar un espacio para expresarse, la causa saharaui ha podido afrontar el desafío de ensanchar su base de apoyo, y la prueba de ello es la última conferencia celebrada el mes pasado por el Parlamento británico, al margen del Festival de Cultura Saharaui, por iniciativa de la organización Sandblast, o el encuentro que ha reunido a los militantes saharauis que defienden los Derechos Humanos con la organización Amnistía Internacional. A través de ese Festival de Cultura Saharaui, el primero de este tipo en el Reino Unido, la campaña de solidaridad con el pueblo saharaui alcanzó su apogeo, hasta el punto de que ha constituido un elemento importante para dar a conocer el excepcional patrimonio cultural del Sáhara Occidental. La ocasión fue aprovechada por los artistas, hombres de letras y pintores saharauis para tender pasarelas de comunicación entre ellos mismos y con todos los componentes de la sociedad británica, especialmente en el campo intelectual. El Festival puso de manifiesto la singularidad, autenticidad y riqueza de la cultura saharaui así como su papel en la afirmación de una identidad nacional apegada a sus raíces y que es una muralla ante las maniobras expansionistas marroquíes, encaminada a alienarla, incluso a aniquilar esta identidad. Los actos no sólo permitieron informarse de cerca de la realidad vivida por el pueblo saharaui y los diferentes aspectos de su lucha legítima por la libertad y la independencia, sino que también fueron una valoración de la singular experiencia saharaui en materia de la edificación institucional y la fundación de una sociedad moderna y democrática, apegada a su identidad y abierta al mundo y a sus diferentes culturas. Además, estas celebraciones fueron una oportunidad para dar a conocer la situación humanitaria del pueblo saharaui en las regiones ocupadas del Sáhara Occidental, y para denunciar las graves violaciones de Derechos Humanos y las intimidaciones ejercidas por las autoridades coloniales marroquíes contra los saharauis. Igualmente, el encuentro puso al desnudo el verdadero aspecto del régimen marroquí, cuyos canales de propaganda trabajan con todos sus medios para ocultar la verdad ante la opinión pública internacional, pero no cuentan con el testimonio de la militante saharaui de los Derechos Humanos y que fue presa de opinión, la Sra. Aminetu Haidar. Fue por otra parte una ocasión propicia para ensanchar la campaña mantenida por los activistas y las organizaciones saharauis e internacionales de los Derechos Humanos con vistas a conseguir que los Gobiernos de la Unión Europea y de los demás países presionen al régimen marroquí para conseguir que ponga término al terror y a la opresión de los saharauis inocentes en los territorios ocupados del Sáhara Occidental y que se respeten sus derechos fundamentales, especialmente su derecho a la autodeterminación y a la independencia. Asi, los actos constituyeron el final de un año intenso en acciones de solidaridad con la causa saharaui y otra etapa para expresar lasolidaridad creciente hacia el pueblo saharaui en el Reino Unido. Por último, significó un nuevo jalón para edificar la solidaridad y el apoyo que crece sin cesar, a favor de la causa saharaui en tierra británica. Fuente: Sahara Press Service